El diseñador

En esta breve sección presentaremos los errores más comunes que se comente en la relación entre el cliente y el diseñador. Es muy importante que usted trate de evitar estos errores y que busque cultivar una relación fluida y agradable con el diseñador ya que aquí se juega gran parte del éxito de su sitio. Sin una relación cliente-diseñador adecuada no hay diseño que triunfe.

Cliente que quiere diseñar: las herramientas de diseño son exclusivas del diseñador. El cliente no deberá ponerse a diseñar a menos que las circunstancias extraordinarias así lo ameriten. De otro modo, es únicamente el diseñador quien debe utilizar las herramientas gráficas.

Diseñador que no trabaja sin indicaciones constantes: esto puede deberse a que el diseñador está inseguro de sí mismo o porque el cliente no le permite utilizar su imaginación. En cualquier caso se trata de un grave error ya que la mayor parte del trabajo de diseño consiste en experimentar, en imaginar; en crear. Si el diseñador no está seguro, habrá que demostrarle nuestro apoyo y confianza para que pueda salir adelante. Si es el cliente quien obstaculiza el trabajo, se le deberá explicar que la necesidad de libertas creadora es indispensable para seguir adelante con el trabajo.

Cliente que no se logra explicar: un cliente que no puede hacerle entender al diseñador qué es lo que desea para su diseño e un gran problema. El trabajo de diseño consiste en trasformar las ideas de cliente en objetos gráficos y si no se conocen las ideas, no se puede crear nada. No obstante, esto no se resuelve diciéndole al diseñador que él ponga las ideas ya que esto es responsabilidad del cliente. Si el cliente no puede expresarse bien, deberá redoblar el esfuerzo y permitirse ayudar por el diseñador. Sin embargo, la mayoría de las veces no se trata de un problema de comunicación sino que en verdad el cliente no ha pensado tranquilamente qué es lo que quiere para su diseño.

Diseñador que no escucha al cliente: cuando la soberbia del diseñador no le permite escuchar al cliente el problema es muy grave. El argumento de que no e escucha al cliente porque éste no sabe nada de diseño es absurdo ya que justamente por eso es que contrata a un diseñador y él mejor que nadie tiene que saber que un trabajo de diseño correcto requiere de la participación activa del cliente. Seguramente, esta terquedad que manifiesta el diseñador se le pase y se deba a problemas personales. Sin embargo, si esto no es así y con el paso del tiempo esta terquedad persiste, habrá que alejarse del diseñador ya que ése no es modo de trabajar.


Visita nuestras páginas amigas

Web site design

Web design help center

web design 101

Web design service

creative Web design